Última modificación: 6 febrero 2018


TALÓN

¿Te duele el talón? Confía en tu propio apoyo

Cuando te duele el talón, o tienes alguna molestia en la zona, significa que crees que necesitas el apoyo o la aprobación de alguien para avanzar hacia tu futuro o hacia alguna meta concreta.

Si es en el pie derecho estará relacionado con temas de orden material, como el trabajo, el dinero, o la parte física de tu vida, y si es en el pie izquierdo con temas más emocionales, como la pareja, la familia o relaciones con un gran vínculo emocional; o en ocasiones con la vocación.

Para que puedas investigar tu caso, aquí te dejo el fragmento completo del talón, de mi libro “Aprende a interpretar con amor los mensajes de tu cuerpo”:

PIERNAS: TALÓN (Problemas, dolor)

Se refiere a cualquier dolor o síntoma en la zona del talón, que es la parte posterior del pie, donde se apoya gran parte del peso del cuerpo estando de pie.

1. SIGNIFICADO:

Lo más importante:

Un problema en el talón te indica que crees que necesitas la aprobación o el apoyo de alguien para avanzar hacia lo que deseas, y que te da miedo avanzar si alguien no te dice qué es lo correcto.

Añade el significado del lado afectado, DERECHO o IZQUIERDO (p. 54), para saber en qué área de tu vida debes buscar el mensaje.

Si tienes una callosidad, busca también CALLOS, y, si aparecen grietas, busca FISURA.

Puedes consultar también el significado de: PIES (Problemas).

Tu verdadero deseo:

Deseas darte tu propio apoyo y avanzar por tus propios medios.

Significado en detalle:

Como el talón es la parte donde se apoya la mayor parte del peso en el pie, sus problemas simbolizan la necesidad que tiene una persona de que la apoyen, la animen o le confirmen que puede avanzar por el camino que ha elegido.

Si te duele o te molesta el talón al caminar, es porque tienes miedo de avanzar por ti mism@, y te sentirías culpable si lo hicieras sin pedir permiso ni aprobación debido a un miedo o creencia.

Si te afecta a la piel, es porque tienes miedo a que te juzguen si te equivocas en tus decisiones. Si hay un callo, mira CALLOS.

Si tienes un problema en el tendón de Aquiles, además de necesitar la aprobación o el apoyo de alguien, crees que necesitas mostrar tu capacidad y tu poder porque tienes miedo de una posible ruptura por la cual te sentirías culpable (ver TENDONES).

Tu cuerpo te dice que te permitas darte tu propio apoyo y aprobación, que creas en ti y en tu capacidad para valerte por ti mism@ y que avances con decisión hacia lo que deseas para tu futuro, sin esperar que otras personas te apoyen siempre.

Hay momentos en los que tus seres queridos o las personas a las que respetas no estarán de acuerdo con tu camino o con tus decisiones, pero si te duele el talón es porque dejas que sus voces te frenen, y en realidad deseas actuar, a pesar de lo que piensen los demás.

Descubre las creencias que te impiden darte tu propio apoyo.

2. INVESTIGACIÓN:

Viaja con tu mente al momento en que apareció el síntoma, ayúdate de las preguntas generales (p. 73) y añade las siguientes:

  • ¿Qué paso ibas a dar, pero te frenaste debido a que creíste necesitar el apoyo o la aprobación de alguien, poco antes de que apareciera el problema en el talón?
  • ¿Quién crees que debería aprobarte o darte el visto bueno para poder hacer algo que deseas?
  • ¿Qué crees que pasará si alguien no te dice que tu camino es el correcto o si no te apoyan?

3. CREENCIAS (erróneas):

Busca las creencias limitantes (normalmente inconscientes) con las que más te identificas, o encuentra en ti algunas similares:

  • “No puedo tomar mis propias decisiones, debo consultar antes a _____ (alguien en quien confías, tu pareja, tus padres, etc.)”.
  • “Si no pido consejo antes de actuar, me puedo equivocar, y eso sería muy grave”.
  • “Necesito que alguien me diga que todo va a salir bien; si no, no puedo hacer nada”.
  • “Quiero que mi familia siempre esté de acuerdo con todo lo que hago antes de hacerlo”.
  • “Necesito la aprobación de mi pareja o de mis amigos antes de actuar, o perderé su afecto”.

4. MENSAJES:

Para cambiar tus creencias puedes usar las siguientes afirmacio-nes, y te invito a crear las tuyas usando el método general (p. 82):

  • “Me permito darme a mí mism@ el apoyo que necesito, y avanzo hacia mi futuro con fe y con alegría”.
  • “Acepto que a veces mis seres queridos puedan no estar de acuerdo con mis decisiones, los respeto y hago igualmente lo que siento en mi corazón”.
  • “Elijo confiar en mí y en mis capacidades para avanzar hacia mi futuro, soy una persona capaz y valiosa”.
  • “Puedo consultar lo que hago, pero elijo confiar sobre todo en mi propio criterio para tomar decisiones sobre mi vida”.
  • “Tengo derecho a equivocarme y a aprender de mis propias decisiones y experiencias, todo está bien”.

5. ACCIONES:

  • Repite los mensajes de tu cuerpo todos los días.
  • Permítete tomar alguna decisión importante sin contar con nadie, y descubre que tienes todo lo necesario para salir adelante.
  • Si lo ves necesario, puedes hablar con tus seres queridos y decirles que ya no vas a consultar tanto su opinión, aunque la valoras, y que tienes que aprender a creer en ti.
  • Investiga más posibles mensajes y… ¡ámate!

Tú tienes todo el apoyo que necesitas

Ahora ya sabes, cuando te duela el talón, solo tienes que recordar que eres un ser poderoso, y que puedes tomar tus propias decisiones, avanzando hacia lo que deseas y observando lo que la vida te muestra con ello, para decidir de nuevo, recuerda: ¡solo es un juego!

Espero que te sirva en tu camino y te ayude a encontrar respuestas.

Un abrazo fuerte,

Manuel

También puede interesarte:

Manuel Requena
Me considero un afinador del alma y un intérprete de sus mensajes, y me gusta ayudar a otras personas a escuchar la voz de su corazón.

Tras muchos años de crecimiento interior he desarrollado una visión del mundo físico y espiritual única que me sirve para llevar claridad y paz a aquellas personas que resuenan con mi camino. ¿Me acompañas?