Última modificación: 17 diciembre 2017


Dolor lumbar

¿Qué crees que te falta o que puedes perder?

 

Cuando te duele la parte baja de la espalda, es decir, la zona lumbar (cintura), significa que tienes miedo de carecer de algo, ya sea a nivel afectivo o material, y también significa que te cuesta admitir que lo necesitas, pedirlo y recibirlo.

Cuando sientas ese dolor, comprueba si es en el lado derecho (material, físico) o el izquierdo (emocional, afectivo), y verás en qué área de tu vida sientes que te puede faltar algo, o no sientes que la vida te va a sostener, por falta de confianza o fe.

A continuación te dejo un fragmento de mi libro con el primer paso de la técnica ATS de mi libro con una descripción más detellada:

ESPALDA: ZONA LUMBAR (Problemas, dolor y lumbago)

La zona lumbar comprende la parte de la espalda que está en la cintura, entre el sacro y la zona dorsal. El significado de los problemas de espalda se refiere a la columna vertebral y a los músculos de esa zona. La lumbalgia tiene el mismo significado que el dolor lumbar, y el lumbago se especifica dentro del síntoma, en este mismo apartado.

SIGNIFICADO:

Lo más importante:

Cuando te duele la zona lumbar (cintura), significa que tienes miedo de carecer de algo, ya sea a nivel afectivo o material, y también significa que te cuesta admitir que lo necesitas, pedirlo y recibirlo.

Añade el significado del lado afectado, DERECHO o IZQUIERDO (p. 54), para saber en qué área de tu vida debes buscar el mensaje.

Puedes consultar también el significado de: CIÁTICA.

Tu verdadero deseo:

Deseas permitirte pedir lo que necesitas, recibirlo con amor y gratitud, y aprender cada día a confiar más en la vida.

Significado en detalle:

Siendo la columna el sostén del cuerpo, el dolor en la zona lumbar te indica que no te sientes sostenid@, que crees que la vida no te sostiene, bien en lo emocional o afectivo (lado izquierdo), o bien en lo material o físico (lado derecho). Puede que tengas miedo de que te falte algo en un futuro próximo, o que sientas que ahora mismo no tienes lo que necesitas.

El dolor lumbar también te indica que crees que no es bueno pedir ni necesitar y que crees que no mereces recibir, o que no es “espiritual” o “correcto”, lo cual te impide disfrutar de los regalos que te da la vida.

Es posible que seas una persona que lo hace todo por sí misma porque crees que nadie te ayuda, o que creas que tú puedes con todo, pero no te das cuenta de que todos necesitamos pedir ayuda de vez en cuando, y que al pensar así te cargas demasiado, lo cual se traduce en tu dolor de espalda.

Si te duele al inclinarte hacia delante, significa que te sientes culpable de doblegarte o ceder, pero que eso es lo que realmente quieres, ser más flexible. Si, en cambio, te duele al levantarte, deseas “plantarte” y mostrar quien eres, respetar tu dignidad y afirmarte.

Si sufres de LUMBAGO entonces sientes ira y culpa porque crees que no puedes hacer frente a todas tus responsabilidades materiales y afectivas. Debes soltar esas responsabilidades, permitirte ceder y dejar que otros te ayuden, confiando en que la vida te cuida, y en que cuida de todos tus seres queridos también.

Es bueno que te permitas pedir más, y que comprendas que es perfectamente normal tener necesidades humanas y tener miedo, para así poder superarlo y crecer en el amor. Cuando pidas, trata de entender que los demás pueden darte o no darte lo que pides, pero que eso no significa que no debas pedir, simplemente acepta su respuesta con amor y sigue pidiendo, ya sea al Creador, a otras personas, al Universo o a quien sientas, confiando en que la ayuda que necesitas llegará.

Date cuenta de que tus miedos irán desapareciendo si los reconoces y los abrazas con tu amor. Debes confiar en que la vida siempre te sostiene, y en que siempre eres dign@ de amor. Tu dolor lumbar te recuerda que tengas fe y que confíes en la vida.

Ahora ya sabes… ¡a pedir y recibir! :-)

Espero que te haya servido y que ahora tengas una idea más clara del mensaje que te está dando tu cuerpo. Puedes ver el síntoma completo (con los otros cuatro pasos desarrollados) en el libro “Aprende a interpretar con amor los mensajes de tu cuerpo“, encontrarás un enlace en esta misma página.

Un abrazo fuerte,

Manuel Requena

 

También puede interesarte:

Manuel Requena Usano

Me considero un afinador del alma y un intérprete de sus mensajes, y me gusta ayudar a otras personas a escuchar la voz de su corazón.


Tras muchos años de crecimiento interior he desarrollado una visión del mundo físico y espiritual única que me sirve para llevar claridad y paz a aquellas personas que resuenan con mi camino. ¿Me acompañas?