molestia garganta

Deseas expresarte con libertad

Cualquier dolencia o síntoma que afecte a la voz, como la afonía o la laringitis, es una indicación de que la persona no se permite expresar aquello que quiere expresar. Eso no significa necesariamente que no hable, sino que, tanto si lo hace como si no, internamente se critica por hacerlo, y en el fondo no se lo permite.

El secreto para solucionarlo consiste en cambiar las creencias que te impiden expresar una necesidad de tu alma de Ser, y empezar a permitirte ser tal y como eres, aunque lo que expreses no siempre guste a los demás. No podemos esperar que todo lo que digamos sea bueno o agradable, y en cada momento, lo hacemos lo mejor que sabemos.

A continuación te dejo un fragmento de mi libro “Aprende a interpretar con amor los mensajes de tu cuerpo”, referido a la afonía y laringitis:

AFONÍA (y laringitis)

La afonía sucede cuando tu voz es muy débil o está apagada, llegando incluso a no poder emitir sonidos. La laringitis es una inflamación de la laringe, que normalmente causa afonía, y además puede incluir dolor en la garganta y tos.

1. SIGNIFICADO:

Lo más importante:

Cuando pierdes la voz o tienes un problema que te dificulta hablar, tu cuerpo te indica que hay algo que deseas decir, pero no te lo permites; o bien que, si finalmente te expresas, te culpas por ello.

También puede indicarte un bloqueo en la expresión de tu creatividad.

Puedes consultar también el significado de: TOS, CARRASPEO.

Tu verdadero deseo:

Expresarte con sinceridad y con claridad, aceptando que mereces ser escuchad@, y que es bueno que lo hagas, sin miedo.

Significado en detalle:

Al impedirte hablar bien, la afonía o laringitis te dicen que tu mayor deseo es hablar y expresarte, pero tienes un miedo que te lo impide.

Eso no significa que no hables o que no digas lo que piensas en ese momento, sino que, internamente, no te lo permites o te juzgas por ello. Hay personas que se guardan sus pensamientos y emociones, y no las expresan, y otras que se expresan siempre, pero internamente se critican cuando lo hacen.

En el caso de la LARINGITIS, además sientes ira acumulada por no haberte expresado, y si aparece tos significa que tienes muchos pensamientos de crítica hacia ti mism@ cuando te expresas en ciertos temas o ante ciertas personas.

Es posible que tengas miedo de pedir algo que necesitas, por temor a ser rechazad@, y que ese miedo te impida avanzar hacia tus deseos.

También puede ser que quieras expresar tus sentimientos y emociones a alguien, tanto los positivos como los negativos, pero te dé miedo hacerlo por creer que puedes hacer daño, o que no es correcto decir ciertas cosas.

Otra posibilidad es que desees expresar tu parte creativa, ya sea hablando en público, cantando o expresando de alguna forma tus sentimientos, pero temas el juicio de los demás, o sufrir de alguna forma.

Sea lo que sea lo que te impides expresar, tu cuerpo te dice que es hora de que te lo permitas, y que entiendas que no siempre puede gustar a todo el mundo lo que dices, pero que es importante para ti ser honest@ y sincer@ y decir lo que sientes y piensas. Si te das el derecho de hacerlo, aunque a veces no lo hagas de la forma más amorosa, irás mejorando en tu forma de expresión.

Permítete sacar tu parte creativa, y convierte el amor de tu corazón en palabras o formas de expresión que te hagan vibrar de alegría y plenitud.

Descubre el miedo que te impide expresar la verdad de tu corazón, y afróntalo con valentía y amor, respetando tus necesidades.

2. INVESTIGACIÓN:

Viaja con tu mente al momento en que apareció el síntoma, ayúdate de las preguntas generales (p. 73) y añade las siguientes:

  • ¿En qué situación te impediste expresar algo importante para ti, o lo expresaste, pero te culpaste por ello, poco antes de la aparición del síntoma?
  • ¿Qué palabras o sentimientos te has guardado de expresar, por algún miedo?
  • ¿Qué temes que suceda si expresas lo que eres de verdad, o qué te hace pensar que es tan malo lo que dices, o cómo lo dices?

3. CREENCIAS (erróneas):

Busca las creencias limitantes (normalmente inconscientes) con las que más te identificas, o encuentra en ti algunas similares:

  • “No puedo decir lo que pienso, porque sucederá _____ (algo malo que temes”.
  • “Cuando me enfado, siempre grito y me expreso, pero creo que está mal y que no soy buena persona cuando lo hago”.
  • “Me da miedo pedir _____ (algo que deseas), porque me pueden rechazar y voy a sufrir”.
  • “Siento muchas cosas hacia alguien, pero me da miedo su reacción si se lo digo todo”.
  • “Me han enseñado a guardar mis emociones, no debo expresar lo que pienso y siento, debo controlarme”.
  • “Tengo el deseo de expresar mi parte artística y creativa, pero me da miedo fracasar y que no guste a todo el mundo lo que hago”.
  • “Me gustaría hablar en público o cantar, pero no soy capaz, no tengo voz y me da miedo que me juzgue el público cuando me vea”.

4. MENSAJES:

Para cambiar tus creencias puedes usar las siguientes afirmaciones, y te invito a crear las tuyas usando el método general (p. 82):

  • “Soy perfectamente capaz de expresar mis pensamientos y sentimientos, y me permito hacerlo en todo momento”.
  • “Tengo todo el derecho a ser escuchad@, mis palabras son importantes y valiosas”.
  • “Me perdono si alguna vez no me expreso con todo el amor que deseo, y sigo aprendiendo a expresarme cada día mejor”.
  • “Mi opinión es válida, y tengo derecho a expresarla siempre, con respeto y amor”.
  • “Me permito pedir lo que necesito, y acepto y respeto la respuesta que me den los demás, con amor”.
  • “Me permito expresar lo que siento y deseo, y acepto que otras personas pueden no entenderme o no aceptarme, y elijo amarme”.
  • “Elijo expresarme con libertad, sinceridad y honestidad, respetando mis necesidades y la libertad de otras personas de ser como son”.
  • “Puedo expresar siempre lo que siento, y confío en que la vida me cuida y me protege, enseñándome la mejor forma de hacerlo”.
  • “Cuando expreso mi verdad, puedo ver las reacciones de los demás, y aprender cosas nuevas de mí y de ellos”.
  • “Me permito expresar mi parte artística y creativa, y mostrar al mundo mis talentos; soy una persona brillante y luminosa”.
  • “Me permito cantar o hablar en público, y confío en que cada vez me saldrá mejor y podré disfrutar de hacer lo que me gusta”.

5. ACCIONES:

  • Repite los mensajes de tu cuerpo todos los días.
  • Descubre lo que no has dicho y a quién no se lo has dicho, y… ¡habla! Sobre todo encuentra las creencias por las que te lo impides, y cámbialas por hermosos mensajes de amor y confianza.
  • Afronta tus miedos de forma activa, busca en el momento apropiado una situación en la que puedas expresar algo que antes temías hacer, y prueba a hacerlo. Verás que la vida te responde de forma más positiva de lo que pensabas.
  • Si te sientes culpable por expresar ciertas cosas o por no saber hacerlo con amor, haz una visualización en la que abrazas a tu niñ@ interior, y perdónate por tus fallos e imperfecciones, sabiendo que son temporales, y que poco a poco irás mejorando y sabrás expresarte con mucho amor. No te olvides de seguir expresándote.
  • Investiga más posibles mensajes y… ¡ámate!

 

Así que ya sabes, si tienes este síntoma, permítete expresar tu verdad, y verás que tu garganta vuelve a recobrar la salud. Puedes consultar más síntomas en el libro, que encontrarás en esta misma página, y si necesitas más ayuda, mira en la web nuestras sesiones y talleres, seguro que te ayudan a conseguir más claridad.

Un abrazo fuerte,

Manuel Requena

 

También puede interesarte:

Manuel Requena on FacebookManuel Requena on Youtube
Manuel Requena
Me considero un afinador del alma y un intérprete de sus mensajes, y me encanta ayudar a terapeutas y profesionales al servicio del amor a recuperar la claridad, la paz y el equilibrio interior en momentos de confusión, usando la técnica que he creado: ATS (Acción Transformadora desde el Síntoma). Si necesitas ayuda en tu camino, aquí me tienes.