Buenas tardes,

¿Alguna vez te ha pasado que alguien estaba molesto contigo por algo y te ha dicho algo así…

file3111258685095“¡Todo esto es por TU culpa!”
“¡Estoy harto/a de ti! ¡Siempre haces lo mismo!”

y otras “lindezas” por el estilo?

Esto son mensajes TÚ. Es decir, mensajes en los que responsabilizamos a la otra persona de nuestros males. Puede ser que incluso alguna vez nosotros mismos lo hayamos hecho sin darnos cuenta…

Este tipo de mensajes sólo sirve para hacer sentir mal al otro, situarnos en la posición de VÍCTIMA desde la que no podemos hacer nada sino esperar a que “el otro cambie” y ni siquiera nos ayuda a sentirnos mejor nosotros mismos.

¿Cómo podríamos hacer para transmitir a la otra persona que nos ha hecho sentir mal sin atacarla o responsabilizarla de lo que nos pasa?

 

Te propongo usar los mensajes YO:

“Me siento mal porque creo que ayer me hablaste con un tono enfadado”

¿Ves qué diferencia?

YO me siento mal: es un hecho, me siento así y no quiero responsabilizar a nadie más por ello. Creo que ayer me hablaste con un tono enfadado: es la descripción de una situación sin juzgar a la otra persona, me pareció que me hablabas enfadado, pero no critico ni insulto ni responsabilizo al otro de lo que me pasa.

Así que la estructura básica del mensaje YO es la siguiente:

(YO) ME SIENTO… POR ESTO QUE PASÓ (descrito sin juzgar, insultar o descalificar).

Te aseguro que el uso de mensajes YO mejorará tus relaciones, te hará sentir mejor y mejorará tu comunicación con los demás.

Te animo a que pruebes los mensajes YO y dejes tu comentario aquí debajo.

Un afectuoso saludo,

Elisa Requena.
file9921250747866

También puede interesarte:

Elisa Requena
Recibe mis novedades en tu email

Recibe mis novedades en tu email

Apúntate a mi lista y te informaré de mis nuevas publicaciones y eventos:

You have Successfully Subscribed!