significado espiritual insomnio o dificultad para dormir

¿Quieres saber el significado espiritual del insomnio o dificultad para dormir? Descubre qué miedo en tu vida no quieres afrontar durante la vigilia por temor a las consecuencias

Hoy quiero ofrecerte un fragmento de mi libro “Aprende a interpretar con amor los mensajes de tu cuerpo” donde te explico cuál es el significado espiritual que tiene para mí cuando una persona tiene problemas de insomnio o dificultad para dormir, y lo que puedes hacer para resolverlo, usando mi técnica ATS (Acción Transformadora desde el Síntoma) de 5 pasos.

Si deseas profundizar más, en el siguiente enlace puedes conseguir mi libro y acceder a mis servicios, por si necesitas una ayuda más personalizada:

https://www.losmensajesdetucuerpo.com/servicios/

¡Un abrazo fuerte!

Insomnio o dificultad para dormir: Significado espiritual

El insomnio es la incapacidad de iniciar o mantener el sueño de forma adecuada, que con el tiempo puede afectar a la salud física y emocional de la persona.

1. SIGNIFICADO:

Lo más importante:

Si sufres problemas de insomnio o dificultad para dormir, tu cuerpo te indica que tienes demasiadas preocupaciones en la mente antes de dormir o durante el día, y que tienes la esperanza de que se resuelvan “solas” durante la noche.

Puedes consultar también el significado de:  ANSIEDAD[i].

* Ver volumen 2.

Tu verdadero deseo:

Vivir más en el presente, confiar más en la vida y afrontar aquello que te preocupa, resolviendo cada parte de la situación paso a paso.

Significado en detalle:

La aparición del insomnio viene por causas similares a la ANSIEDAD*, y es una indicación de que has permitido que tu mente se active demasiado, llenándote de ideas imaginarias sobre las cosas negativas que podrían pasar en tu futuro, y, al mismo tiempo, sin querer afrontar directamente el problema que tienes en el presente.

Es decir, que poco antes de aparecer los problemas de insomnio has tenido una situación que te ha causado una gran preocupación, has dejado que tu imaginación vuele y has inventado varias posibles consecuencias negativas de lo sucedido, creyendo que no tienes la capacidad de afrontarlas. Por ello, has dejado situaciones reales sin resolver, creyendo que, si no les prestas atención, desaparecerán.

El mensaje de tu insomnio es que dediques más tiempo del día a parar la mente y sentir el momento presente, aceptándolo con amor, tanto si lo sientes bueno como malo, y que te decidas a afrontar lo que realmente sucede a tu alrededor y sobre lo que sí puedes hacer algo, en lugar de vivir en el pasado o en el futuro.

Confía en que todo lo que te sucede es por una buena razón y en que todo va a salir bien, hagas lo que hagas, pues vives en un Universo amistoso y amoroso. Eso que te preocupa tanto, es probable que no suceda nunca, y, si sucediera algo de lo que temes, tu alma estará preparada para ello, pues te lo habrá puesto en tu camino para que aprendas algo importante.

Dedica también un tiempo a descubrir cuáles son los problemas reales que tienes en el presente, es decir, cosas que puedes ver o sentir, que no son imaginarias y que te permiten actuar o aceptarlas con amor. Afróntalas de la mejor manera posible, y verás que todo se va resolviendo poco a poco sin darte apenas cuenta.

Descubre las creencias que te hacen “pre-ocuparte” (ocuparte antes de tiempo) y dejar de afrontar el presente con confianza.

2. INVESTIGACIÓN:

Viaja con tu mente al momento en que apareció el síntoma, ayúdate de las preguntas generales (p. 73) y añade las siguientes:

  • ¿Qué situación te hizo “pre-ocuparte” demasiado de algo e hizo volar tu imaginación sobre consecuencias negativas, poco antes de que empezaran los problemas de insomnio?
  • ¿Qué problemas del presente no afrontas por exceso de preocupación mental sobre el pasado o el futuro, y crees que se solucionarán solos mientras duermes?

3. CREENCIAS (erróneas):

Busca las creencias limitantes (normalmente inconscientes) con las que más te identificas, o encuentra en ti algunas similares:

  • “Ha pasado algo terrible, y creo que cada vez puede ser peor. Tengo miedo, y debo seguir preocupándome más y más si quiero resolverlo”.
  • “La vida es un lugar peligroso y donde pueden pasar muchas cosas malas, no puedo vivir tranquil@”.
  • “No debo dormir, debo dar muchas vueltas a todas esas cosas negativas que veo en mi mente para ver si las puedo resolver”.
  • “Tengo dificultades en mi vida ahora mismo, pero me preocupa demasiado mi futuro y no quiero afrontarlas, espero que se resuelvan solas mientras duermo”.
  • “Sufro mucho por el pasado o por lo que temo del futuro, y no encuentro una solución, debo seguir pensando y pensando”.
  • “Siento muchas emociones negativas y no me gustan, necesito que se vayan, y espero que suceda mientras duermo”.
  • “No confío en las personas que me rodean, y me cuesta mostrarme como soy, no sé cómo salir de esta situación”.

4. MENSAJES:

Para cambiar tus creencias puedes usar las siguientes afirmaciones, y te invito a crear las tuyas usando el método general (p. 82):

  • “Elijo confiar en que todo en la vida sucede por una buena razón, y en que todo va a salir bien, pase lo que pase”.
  • “Elijo sentir la paz que hay en mi corazón y aquietar mi mente, sintiendo mi cuerpo por dentro y aceptando mi presente tal y como es con amor”.
  • “Soy perfectamente capaz de afrontar cada día el pequeño reto que se me presenta, dando pasos hacia mi bienestar y mi salud física y espiritual”.
  • “La vida es un lugar seguro y amoroso, y mi alma me guía para crecer en el amor y servir al propósito del Creador de la mejor forma posible”.
  • “Me permito soltar el pasado y el futuro, pues solo puedo actuar en el presente, y confío en que cada día es nuevo y especial”.
  • “Me permito descansar cada día lo que me pida el cuerpo, confiando en que al despertar sabré lo que puedo hacer para estar mejor”.
  • “Elijo confiar en las personas que me rodean y les expreso mis inquietudes para que me ayuden a resolver lo que puedo resolver y a soltar lo que no está en mis manos y dejarlo ir con amor”.
  • “Me permito sentir mis emociones positivas y negativas durante el día, y acepto que son experiencias que mi alma necesita para aprender algo importante, abrazando a mi niñ@ interior con amor”.

5. ACCIONES:

  • Repite los mensajes de tu cuerpo todos los días.
  • Haz una lista de tus preocupaciones futuras y marca las que crees que son reales y puedes hacer algo para resolverlas, y las que crees que son imaginarias. Luego decide dejar de alimentar las imaginarias, y escribe algo sencillo que puedas hacer al día siguiente para afrontar las reales, sin prisa. Verás que descansas mucho mejor.
  • Dedica cada día un tiempo a meditar y a silenciar tu mente, sintiendo tu cuerpo, escuchando música, visitando la naturaleza o haciendo lo que más te guste, pero sin distraer la mente, estando muy presente mientras observas lo que tienes a tu alrededor.
  • Adquiere el hábito de observar a tu mente cuando piensa, y descubre los momentos en los que está muy ocupada pensando en cosas que no puede resolver. Entonces dile con amor que puede parar, y dirige tu atención a algo que esté en tu presente, como los sonidos que te rodean, las sensaciones en tu cuerpo de la ropa o del asiento, el aire en tus pulmones, o simplemente escucha con atención lo que otra persona te dice. Cuanto más enfoques tu atención en el presente, más fácil te resultará después descansar durante la noche, con la mente tranquila.
  • Visualizar a tu niñ@ interior y pregúntale qué necesita, de qué tiene miedo o qué puedes hacer para que se sienta mejor. Luego abrázal@ con mucho amor y dile lo mucho que l@ quieres y que l@ aceptas completamente, sea como sea, y dale lo que necesita.

Afronta tus temores durante el día, y confía en que la vida te protege y en que vas a estar bien.

Espero que te haya servido de ayuda, puedes encontrar más información sobre cómo te habla tu alma en la web, y otros síntomas en MI LIBRO.

Te mando un abrazo muy fuerte,

Manuel

Manuel Requena
Manuel Requena

Recibe mis novedades en tu email y... ¡un regalo!

Apúntate a mi lista, recibirás una meditación muy especial de regalo, y te informaré de mis nuevas publicaciones y eventos:

¡Te has apuntado correctamente!