Última modificación: 9 mayo 2017


Amor

El Amor.

Cuántas veces he hablado de amor en mis textos.

Cuántas veces he sentido amor, cuántas he confundido el amor con otra cosa, cuántas me he perdido a mí mismo en el amor.

Si algo he aprendido del amor es que es una fuerza de la naturaleza, que no se puede parar, y que es capaz tanto de crear cosas maravillosas, como de destruir todo aquello que ya no sirve.

Y todo es Amor.

Cuando conocí a Raquel, mi pareja, algo nos conectó instantáneamente, con una sonrisa. Después la vida nos llevó a mostrarnos lo mejor y lo peor de cada uno, para probar nuestra fuerza y nuestra unión, y para sanar las heridas que ya no debían seguir en nosotros. El Amor creó y destruyó.

Nuestro amor nos unía, pero nuestros niños heridos querían que el dolor terminara, y sacaban a la luz nuestras emociones más profundas, con palabras, con gritos, con llanto. Y el dolor parecía que no iba a terminar.

Pero un día, cuando toda esperanza parecía perdida, el Amor levantó su magia. Y nació algo nuevo, impredecible, profundo, bello. Me sentí renacer, y sentí que la vida comenzaba de nuevo.

Hace apenas unos días de esto. Gracias, Raquel.

Gracias por crearme y destruirme, por amarme, por darme vida, por mostrarme mis máscaras, por ayudarme a crear algo nuevo en mí, mientras creas algo de los dos en ti.

El amor no es algo banal, fácil, sencillo. Y al mismo tiempo es muy sencillo, muy simple, porque es lo único que existe.

La danza de la vida es un viaje que nos ayuda a descubrir la esencia del amor. Qué es, de dónde viene, si es una etiqueta, si hay varios tipos de amor, como el romántico, el de pareja, el de familia. Cada uno debe encontrar sus respuestas.

Yo sólo puedo decirte que cada vez siento que conozco más sobre el Amor Original, y cada vez veo más que es algo que nunca llegaré a comprender del todo. Pero me gusta.

Me gusta sentir de vez en cuando que tras la lucha y el esfuerzo por mejorar y encontrar respuestas, cada cierto tiempo aparece un remanso de paz en mi vida, y un pedazo de claridad sobre lo que ya conocía.

Y tal vez así deba ser la vida. Transformadora, impredecible, creadora, destructora, cósmica. Como el Amor.

Que el amor te lleve siempre a los mundos que anhela tu alma.

Te deseo una semana maravillosa, llena de Amor, Plenitud y Sabiduría.

Un afectuoso saludo,

Manuel Requena

También puede interesarte:

Manuel Requena on FacebookManuel Requena on Youtube
Manuel Requena
Me considero un afinador del alma y un intérprete de sus mensajes, y me encanta ayudar a terapeutas y profesionales al servicio del amor a recuperar la claridad, la paz y el equilibrio interior en momentos de confusión, usando la técnica que he creado: ATS (Acción Transformadora desde el Síntoma). Si necesitas ayuda en tu camino, aquí me tienes.
Recibe mis novedades en tu email

Recibe mis novedades en tu email

Apúntate a mi lista y te informaré de mis nuevas publicaciones y eventos:

You have Successfully Subscribed!