Última modificación: 9 mayo 2017


corazon
Te dije nada, pero quiero todo.
Tu mirada infinita, tu calor, tu abrazo.
Tus lamentos y lloros, tu poesía, tu infierno.
Tu hombre y tu mujer, tu sed de aventuras, tu misterio.

Te dije nada, pero quiero todo.
Tus movimientos pausados, tus saltos al vacío.
Tu dolor y tu risa, tus absurdos intentos.
Tu cariño robado, tu inocencia, tu fuego.

Te dije nada, pero quiero todo.
Tu suavidad y tu talento, la chica que se esconde.
Tus abrazos y tus besos, el olor de tu sexo.
Tus gritos, tu rabia, tu lindo trasero.

Te dije nada, pero quiero todo.
Tu alegría en familia, con amigos, o sola.
Tu despertar con legañas, tu cabeza en mi pecho.
Tu fuerza y tu debilidad, tu honestidad, tu lado serio.

Te dije nada, pero quiero todo.
Tu libertad, tu bienestar, tu éxito.
Tu payaso, tu troll, tu duende de los sueños.
Tus sorpresas, tu normalidad, tus más oscuros secretos.

Te dije nada, pero quiero todo.
Tu dulzura, tu fragilidad, tu fortaleza.
Tu niño herido, tu candor, tus miedos.
Tu vida entera, atravesando mi cuerpo.

Te dije nada, pero quiero todo.
Todo lo de arriba, lo de abajo, lo de fuera y lo de dentro.
No para mí, sino libre.
Te quiero a ti, sí. Te quiero.

 

También puede interesarte:

Manuel Requena on FacebookManuel Requena on Youtube
Manuel Requena
Me considero un afinador del alma y un intérprete de sus mensajes, y me encanta ayudar a terapeutas y profesionales al servicio del amor a recuperar la claridad, la paz y el equilibrio interior en momentos de confusión, usando la técnica que he creado: ATS (Acción Transformadora desde el Síntoma). Si necesitas ayuda en tu camino, aquí me tienes.
Recibe mis novedades en tu email

Recibe mis novedades en tu email

Apúntate a mi lista y te informaré de mis nuevas publicaciones y eventos:

You have Successfully Subscribed!