Última modificación: 17 diciembre 2017


PECHO

 

Su significado se refiere a los síntomas de los músculos pectorales y la zona de las mamas en la mujer y en el hombre, como dolor, problemas en la piel de la zona, etc.

Significado:

LO MÁS IMPORTANTE:

Cualquier problema en el pecho te indica que te sientes mal por no acoger o cuidar a alguien como crees que deberías, o por no sentirte acogid@ en el pecho de alguien como te gustaría.

Añade el significado del lado afectado, DERECHO o IZQUIERDO, para saber en qué área de tu vida debes buscar el mensaje.

Puedes consultar también el significado de: QUISTE.

TU VERDADERO DESEO:

Sentirte libre de acoger a quien quieres como quieres, y de no hacerlo si no puedes o no deseas hacerlo, amándote tal y como eres.

SIGNIFICADO EN DETALLE:

La zona del pecho y el tórax simboliza la familia, y las mamas o pectorales simbolizan nuestra parte más maternal, nuestra forma de nutrir, cuidar, proteger o “amamantar” a los que queremos.

El pecho izquierdo normalmente se refiere a acoger o ser acogid@ por personas muy cercanas o muy queridas, como la pareja, los hijos, la madre, etc. El pecho derecho normalmente se refiere a personas más lejanas, o con un vínculo más físico o material, como compañeros de trabajo, clientes, un familiar con una relación menos afectiva, la pareja si simboliza solo lo físico o el sustento material, etc.

Si tienes un dolor en tu pecho, significa que te sientes culpable por no estar acogiendo o cuidando de alguien, a quien crees que deberías proteger o nutrir en tu vida con tu amor.

También puede indicarte que no te sientes acogid@ por otra persona, y eso te hace sentir culpa porque crees que has hecho algo malo y que no mereces que te acojan o cuiden.

Los problemas en la piel o estéticos en el pecho te indican que te juzgas por tu imagen como madre (o como persona protectora o maternal), y que temes lo que piensen de ti otras personas, a la hora de expresar tu lado cuidador y maternal.

La mastitis, que es una inflamación que se puede presentar en la lactancia, te indica cierta ira reprimida por cómo vives la maternidad, posiblemente por querer ser perfecta, y necesitas aprender a expresar lo que sientes antes de que se acumulen las emociones negativas en tu interior, y ser más vulnerable y humana.

Si eres mujer y te duele el pecho o tienes un quiste, puede que te sientas mala madre por no haber impedido que alguno de tus hijos o seres queridos sufrieran daño, o por no darles todo lo que crees que necesitan, porque crees que dependen de ti.

Tanto si eres hombre como mujer, tu pecho quiere hacerte consciente de que ya eres todo lo maternal que debes ser, y de que ya cuidas de tus seres queridos o personas cercanas lo mejor que sabes y puedes. Te dice que no debes sentir culpa, y que no es necesario que demuestres tanto que cuidas de los demás, debes darte el derecho de abrazarte en tu forma de nutrir, querer, amamantar y acoger a los demás.

Los seres a los que quieres cuidar necesitan libertad para valerse por sí mismos, y son dignos creadores, su vida es responsabilidad suya, por lo que debes aprender a soltarles para que vivan su vida y aprendan de sus errores. Aprende a seguir sintiéndote maternal con ellos aunque no controles tanto lo que hacen, en la distancia.

Permítete también ser acogid@ por otras personas, y acepta tus necesidades, abriéndote a entender la forma de amar que tienen otros, aunque no te acojan como tú necesitas. Si te acoges tú mism@, verás que llegan a tu vida nuevas personas que te dan todo el amor que mereces.

Perdona a la madre que tuviste, o a las personas que te cuidaron por cómo lo hicieron, y perdónate a ti por lo mismo, y verás que tu pecho recupera su estado de salud natural.

Descubre las creencias que te impiden amarte tal y como eres en tu forma de acoger a los demás y ser acogid@ por otros.

Investigación:

Viaja con tu mente al momento en que apareció el síntoma, ayúdate de las preguntas generales (p. 69), y añade las siguientes:

  • ¿En qué situación creíste que no estabas cuidando bien de alguien, poco antes de que empezara el problema de pecho?
  • ¿A quién crees que deberías acoger más o cuidar más?
  • ¿Dónde no te sientes bien acogid@ por los demás o por otra persona?
  • Izq.: ¿Qué persona cercana crees que no has cuidado o acogido bien en tu vida, o que no la has tratado con suficiente amor?
  • Der.: ¿Qué persona con un vínculo no tan cercano has sentido que no cuidabas bien, o quién te ha dejado de cuidar o proteger a ti?

Creencias:

Busca las creencias limitantes inconscientes con las que más te identificas, o encuentra en ti algunas similares:

  • “No cuido bien de las personas que quiero, o de los que están a mi cargo, debería ser más amoros@”.
  • “Soy mala madre, no soy capaz de cuidar bien de mis hijos, ni de darles lo que necesitan para estar bien”.
  • “He debido de hacer algo mal, porque la persona que quiero ha sufrido un daño, y no la he sabido cuidar o proteger, me siento culpable”.
  • “Debería acoger a _______ (tu pareja, tu madre, tu padre, etc.) y cuidar de ella, pero no me sale hacerlo, así que soy mala persona”.
  • “Debo preocuparme más por los demás que por mí, debo demostrar que soy buena madre (o padre), porque conmigo no lo fueron”.
  • “No me apetece cuidar de esa persona, pero si no lo hago, no está bien, debo forzarme aunque no quiera”.
  • “Si no cuido de mis hijos, entonces soy mala madre, debo estar pendiente siempre y no dejarles libres, las madres se preocupan siempre”.
  • “Mi familia no me acogió cuando lo necesitaba, así que debo ser mala persona, o haber hecho algo malo”.
  • “Mi pareja no me cuida como necesito, será que no merezco amor”.

Mensajes:

Para cambiar tus creencias puedes usar las siguientes afirmaciones, y crear las tuyas propias usando el método general (p. 79):

  • “Mi forma de cuidar a las personas que quiero es perfecta tal como es, soy capaz de cuidar a mis seres queridos como deseo con mi amor”.
  • “Soy buena madre, tal y como soy, siempre”.
  • “Soy buen padre, tal y como soy, siempre”.
  • “Mis hijos (o seres queridos) son dignos creadores, capaces de crear su propia vida como desean, y yo solo les cuido y protejo en lo que puedo y siento que quiero hacer con amor y alegría”.
  • “Cuido de mi pareja y de mis seres queridos lo mejor que sé, y así está bien”.
  • “Lo que les sucede a las personas que cuido es decisión suya y de su alma, y respeto con amor sus decisiones, aceptando que les cuido con el mejor amor que tengo”.
  • “Si le ha pasado algo a alguien a quien quiero, me perdono por lo que crea que no haya hecho bien, y me abrazo con amor”.
  • “Tengo derecho a no acoger a mi pareja o a mis seres queridos cuando no me sale hacerlo, y sigo siendo buena persona”.
  • “Acepto que puedo ser juzgad@ cuando no cuido de otras personas como opinan los demás, y me amo completamente como soy”.
  • “Puedo ser buena madre aunque no esté pendiente de mis hijos, son libres y siempre estaremos conectados estén donde estén”.
  • “Mi familia o mis padres me cuidaron lo mejor que sabían, y me dieron el amor que supieron darme, elijo perdonarles y darme yo ahora el amor que necesito”.
  • “Me permito llorar y liberarme por no haber pedido los cuidados que necesitaba, me perdono y me amo”.
  • “Me merezco amor siempre, aunque otras personas no sepan cuidarme como lo necesito en cada momento”.

Acciones:

  • Repite los mensajes de tu cuerpo todos los días.
  • Si necesitas tu tiempo y espacio sin cuidar de otros, habla con ellos, y muestra tus necesidades, así lo entenderán.
  • Si necesitas que alguien te acoja, te cuide o te proteja, pídelo y acepta cualquier respuesta que recibas, sabiendo que la vida te cuida siempre.
  • Si tienes algún problema estético en el pecho, haz una lista de tus cualidades como madre o como persona que cuida y protege a los demás, y verás que eres mucho mejor de lo que creías.
  • Si sientes que alguien ha sufrido por tu culpa, o que has permitido que te hicieran daño sin pedir protección a los que te cuidaban, haz un proceso de visualización para perdonar a tu niñ@ interior, y abrázate con amor mientras lloras para liberarte.
  • Investiga más posibles mensajes, y… ¡ámate!

 

 

También puede interesarte:

Manuel Requena on FacebookManuel Requena on Youtube
Manuel Requena
Me considero un afinador del alma y un intérprete de sus mensajes, y me encanta ayudar a terapeutas y profesionales al servicio del amor a recuperar la claridad, la paz y el equilibrio interior en momentos de confusión, usando la técnica que he creado: ATS (Acción Transformadora desde el Síntoma). Si necesitas ayuda en tu camino, aquí me tienes.
Recibe mis novedades en tu email

Recibe mis novedades en tu email

Apúntate a mi lista y te informaré de mis nuevas publicaciones y eventos:

You have Successfully Subscribed!