Última modificación: 17 julio 2018


¿De dónde viene el dolor de la fibromialgia?

En muchas ocasiones nos encontramos con situaciones en nuestra vida en las que sufrimos dolor, ya sea físico o emocional, y no sabemos de dónde proviene, o si tiene solución. Y con la fibromialgia, que tiene normalmente tanto dolor físico, puede ser complicado afrontar la situación con ánimo y confianza en un buen resultado.

Sin embargo, tras varios años estudiando el diferente significado de todos los dolores y enfermedades que afectan a nuestro cuerpo, he podido comprobar que cada síntoma que sufrimos, por pequeño o grande que sea, tiene un mensaje para nosotros, y si miramos la fibromialgia desde un ángulo nuevo, abriéndonos a que detrás de ella hay una intención positiva, podremos encontrar cuál es su mensaje y volver a estar bien.

¿Y eso qué significa? ¿Por qué el cuerpo podría hablarnos? ¿Cuál es el mensaje que nos da?

Para explicar esto, voy a contar una historia:

El porqué de los desafíos de la vida: El viaje de amor del alma

Imagina a una persona común y corriente, con sus quehaceres y sus preocupaciones, que no sabe que en realidad es un alma sabia y poderosa, que ha decidido hacer un viaje maravilloso al mundo físico, durante muchísimas vidas, para crecer en su comprensión del amor y para servir.

Imagina que de donde viene todo es amor, y no sabe bien lo que es no estar en el amor, o al menos casi lo olvida entre unas y otras vidas.

Es como ser un pez que nada todo el tiempo en el agua, y que se siente sostenido y cuidado por el agua, pero no tiene forma de saber lo que es el agua. Necesita salir y volver a entrar para recordar.

Ahora imagina que tú eres esa alma sabia y poderosa y que tenías un maravilloso plan, antes de venir a este mundo, para aprender a amar, y para servir a otros desde tu corazón, respetándote y respetando la libertad de los demás.

Querías aprender cosas valiosas, como a confiar en la vida, a perdonar a otros seres como tú, y querías crear cosas nuevas y maravillosas, vivir una vida llena de aventuras, y por eso decidiste venir a este planeta, lleno de personas, de almas jóvenes y antiguas, para poder compartir tus dones.

Pero había un problema: Al entrar en ese mundo, olvidarías todo tu plan, y tendrías que confiar en tu corazón para encontrar las pistas que te llevaran a realizar ese plan y terminar el juego, feliz por todo lo que habías logrado.

Sabías que encontrarías el camino, porque antes de venir sabías que siempre tienes a tus guías, a tus amigos del alma, y a seres de luz que te irían indicando cómo volver a tu verdadero camino.

Pero incluso con tanta ayuda, en este mundo hay mucha confusión, y sabías que podías perderte también, y que necesitarías alguna forma de volver a despertar.

Y aquí estás, en este mundo, sufriendo dolor, y ya no recuerdas cómo era vivir en el amor. Tu alma solo quería descubrir cosas nuevas y crecer, pero ya no recuerdas cómo escuchar los mensajes de tu alma.

¿Y cómo se comunicaría tu alma contigo para recordarte tu plan original?: Entre otras cosas, a través de los mensajes de tu cuerpo.

Cómo nos hablan los síntomas de la fibromialgia

Si creemos en que tu alma tenía un plan, y que tu cuerpo trata todo el tiempo de recordarte cómo volver a él, la fibromialgia se convierte en una maravillosa mensajera de tu alma, una mensajera de tu plan de amor.

Cada parte de tu cuerpo tiene un significado y un mensaje diferente, y por eso es importante conocer lo que te dice cada síntoma:

Por ejemplo, cualquier dolor muscular o articular en las piernas, que te impida andar bien, es una indicación de que te preocupa demasiado el futuro, y te da miedo dar pasos hacia él.

En cambio, si el dolor te afecta a los brazos o las manos, el cuerpo te dice que no estas haciendo lo que realmente deseas en tu corazón, o que te cuesta dar y recibir con amor y en libertad, en el presente.

Con el dolor de hombros, tu cuerpo te dice que te echas encima más responsabilidades de las que te corresponden, y que deseas ser más libre y feliz, haciendo solo lo que realmente te apetece hacer con alegría.

La fatiga, el insomnio, las migrañas, el dolor de espalda y de cuello, todos los síntomas tienen un mensaje precioso de amor para ti, y solo tienes que profundizar en él para volver a recordar el plan de tu alma.

El cuerpo es un gran mensajero de tu interior, y cuando no escuchamos sus sabios consejos, sigue insistiendo hasta que nos abrimos a la sanación.

Pero… ¿cuál es la clave fundamental de la fibromialgia y su significado?

La fibromialgia y su significado

En el caso de esta enfermedad, que es variada y compleja, además de averiguar el significado de cada parte del cuerpo en la que sientes dolor, necesitas entender un mensaje muy importante para ti.

A continuación te voy a mostrar ese mensaje, y los 5 pasos de mi técnica ATS (Acción Transformadora desde el Síntoma) para la fibromialgia, con los que podrás averiguar el origen de tu enfermedad, y lo que puedes hacer para solucionarla:

FIBROMIALGIA

1. SIGNIFICADO:

Lo más importante:

Si tienes fibromialgia, dado que produce un gran dolor, existe dentro de tu mente un gran sentimiento de culpa, simplemente por existir, o puede que creas que los demás estarían mejor sin ti. Puede que sientas que tus seres queridos no se ocupan de ti, o que no te prestan la atención que tu niñ@ interior necesita.

Como los síntomas más comunes son DOLOR MUSCULAR, DOLOR ARTICULAR, FATIGA, TENSIÓN BAJA, MAREOS, MIGRAÑAS, DOLOR MENSTRUAL, e INSOMNIO, te recomiendo buscar el significado de todos ellos en mi libro.

Tu verdadero deseo:

Deseas volver a confiar en tu valor, en que mereces amor más allá de toda medida, y que lo mereces hagas lo que hagas, o aunque no hagas nada por los demás.

Significado en detalle:

La fibromialgia es una enfermedad que afecta a varias partes de tu cuerpo, produciendo un gran dolor normalmente, e impidiendo hacer ciertas tareas y movimientos. Como el dolor indica culpa, ese gran dolor que vives te indica el grado de castigo que inconscientemente crees merecer, normalmente por un sentimiento fuerte de responsabilidad hacia los demás, y un abandono del amor a tu propio ser.

Quizás eres un alma antigua que vino a ayudar a la Tierra, y que se perdió y se juzgó por sus errores, y al no recordar tu propósito, tratas de evitar equivocarte de nuevo, esforzándote por ser lo que crees que los demás esperan de ti.

Es habitual además que creas que tu vida no tiene mucho sentido, y que los demás estarían mejor si tu no fueras una carga, o crees que debes hacer que nadie sufra si tu puedes evitarlo.

Sientas lo que sientas, tu cuerpo quiere decirte con esos dolores que es hora de dejar ir la culpa, que ha llegado el momento de perdonarte y aceptarte con tus errores e imperfecciones, y que debes empezar a confiar en que TU VIDA tiene un propósito y un sentido.

Vuelve a creer que eres un alma brillante y maravillosa, que vino a este planeta por amor y que se merece ser tratada bien, con cariño, con respeto y con amor.

Sobre todo, el mensaje más importante de esta enfermedad es que MERECES AMOR SOLO POR EXISTIR, sin más, solo por Ser. Aunque no hagas nada por nadie, o aunque te permitas quererte y cuidarte solo a ti mism@.

Además es importante que dejes de preocuparte tanto por la felicidad de los demás, a costa de tu bienestar. Si observas bien tu entorno, verás que las personas de tu alrededor no necesitan que te preocupes tanto, y que realmente sí se preocupan por ti y te muestran su amor.

Tal vez necesitas pedirles que te lo expresen como tu deseas, aceptando su reacción, y entendiendo que tal vez no siempre puedan, o que no siempre deseen hacerlo en ese momento. Atrévete a pedir lo que necesitas con amor y sin esperar ni exigir a los demás. Verás que todo llega en el momento adecuado.

Aprende a abrazarte con amor, a darte cariño y dulzura, como una madre abraza a su niño, y regálate gestos y detalles que te den alegría de vivir y placer, para volver a creer que la vida es un juego donde puedes jugar y divertirte.

Ponte metas y sueños que te motiven para vivir, y aprende a ver el amor que te rodea y a reconocer tus necesidades de amor, y así no necesitarás sufrir de grandes dolores para recibir la atención que necesitas.

2. INVESTIGACIÓN:

Viaja con tu mente al momento en que apareció el síntoma, y trata de responder lo siguiente:

  • ¿Qué sucedió en tu infancia o poco antes de desarrollar la enfermedad, que te hizo sentir que no merecías ser feliz en esta vida?
  • ¿Qué crees que has hecho tan malo como para merecer tanto dolor? ¿Qué crees SER que no te gusta o que crees que no te hace dign@ de amor?
  • ¿Qué motivo interior crees que tienes para preocuparte tanto de los demás, a costa de tu propio desgaste o infelicidad?
  • ¿Qué temes que suceda tan malo si te permites equivocarte, ser imperfect@, no hacer nada por los demás o cuidarte solo a ti?

3. CREENCIAS:

Busca las creencias limitantes inconscientes con las que más te identificas, o encuentra en ti algunas similares:

  • “No soy capaz de hacer nada bien, y creo que molesto a los demás, creo que no desean mi presencia”.
  • “Nadie me quiere y nadie se preocupa por mí”.
  • “Yo no importo, no tengo tiempo para cuidarme y darme amor, los demás son más importantes”.
  • “Debo evitar a toda costa que mis seres queridos sufran, ellos no pueden solos”.
  • “Debo hacer todo para que los demás estén bien o seré una persona horrible, no debería existir el sufrimiento”.
  • “Soy una persona muy imperfecta, llena de errores, y no merezco el amor de Dios ni de los demás”.
  • “No puedo hacer lo que quiero, debo pagar una deuda o hacer lo que mi mente cree que es correcto, aunque me haga infeliz”.
  • “No merezco ser feliz, hago infelices a las personas que quiero”.
  • “Mi vida no tiene sentido, no le importo a nadie, no valgo nada”.
  • __________ (La persona que quiero) no se preocupa por mí, seguro que es más feliz sin mí.
  • “Sólo me prestarán atención si tengo una enfermedad grave, si no, no me ven”.
  • “No tengo nada bueno que aportar al mundo, a la vida o a las personas que quiero, nada de lo que hago es suficiente”.

4. MENSAJES:

Para cambiar tus creencias usa las siguientes afirmaciones, o crea las tuyas propias:

  • “Elijo verme como un ser luminoso y digno de amor, siempre”.
  • “Elijo verme con amor y aceptar mis errores e imperfecciones, puedo abrazar mi humanidad y ver el precioso ser que hay en mí”.
  • “Me merezco amor solo por existir, soy un@ precios@ hij@ de Dios”.
  • “Mis seres queridos son almas poderosas y capaces, elijo dejarles libres y confiar en que Dios cuida de ellos”.
  • “Me perdono por cualquier cosa que crea que hice mal, y confío en que nunca hay errores, solo experiencias de almas que comparten un viaje de amor”.
  • “Mi vida es valiosa, mi descanso es valioso, mi alegría es valiosa”.
  • “Me permito pedir y recibir la atención que necesito, y aprendo a ver el amor que me dan las personas que me rodean”.
  • “Soy dign@ de amor haga lo que haga, y descubro cada día actividades que me alegran y me llenan de vida”.
  • “Me merezco ser feliz y vivir una vida plena”.
  • “Visualizo cada día mis metas y disfruto del presente, haciendo aquello que más me gusta”.
  • “Aprendo a ver la vida con ilusión y optimismo, y elijo creer en el Amor”.

5. ACCIONES:

  • Repite los mensajes de tu cuerpo todos los días.
  • Dedica tiempo a meditar y a abrazar con amor a tu niñ@ interior, hablándole como una madre amorosa hablaría a su precioso hijo.
  • Habla con tus seres queridos y expresa más lo que necesitas, y lo que no te gusta, para que sientas que tienes derecho a ser tratad@ con amor.
  • Busca actividades que te den alegría y placer, y ponte metas que te devuelvan la ilusión por la vida. ¡Recupera la capacidad de soñar!
  • Atrévete a compartir tu amor solo por el placer de compartir, y descubre que cuanto más compartes tus dones y más crees en ellos, más recibes.
  • Investiga más posibles mensajes, y… ¡ámate!

 

Libera la culpa a través del perdón

Como ves, tu cuerpo quiere recordarte que eres amor, que vienes del amor y que caminas hacia el amor. Confía en tus capacidades y en que eres un precioso Ser, dign@ hij@ de Dios y que mereces su amor, y verás que la vida puede transformarse en un lugar bello y maravilloso, donde disfrutarás de tu cuerpo y de la experiencia que tu alma ha venido a vivir.

Te deseo toda la claridad y el amor del mundo, y si tienes cualquier pregunta sobre el método, no dudes en consultar mi libro: “Aprende a interpretar con amor los mensajes de tu cuerpo”, donde podrás ver un montón de mensajes y significados de síntomas, que te ayudarán a estar mejor y a recuperar el camino que tu alma siempre ha deseado para ti.

Un abrazo fuerte,

Manuel Requena

 

Manuel Requena on FacebookManuel Requena on Youtube
Manuel Requena
Me considero un afinador del alma y un intérprete de sus mensajes, y me encanta ayudar a terapeutas y profesionales al servicio del amor a recuperar la claridad, la paz y el equilibrio interior en momentos de confusión, usando la técnica que he creado: ATS (Acción Transformadora desde el Síntoma). Si necesitas ayuda en tu camino, aquí me tienes.
Recibe mis novedades en tu email

Recibe mis novedades en tu email

Apúntate a mi lista y te informaré de mis nuevas publicaciones y eventos:

You have Successfully Subscribed!